El próximo lunes recibiremos en el Congreso del Estado a los dirigentes de Coparmex zona metropolitana para escucharles sus inquietudes respecto a la legislación en Guanajuato en lo general y los temas que como organismo empresarial les preocupan como son cultura política, Estado de Derecho, educación competitiva y los debates políticos, por mencionar algunos. También el periódico am dio cuenta del interés de otros organismos empresariales como Concamin y el Consejo Coordinador Empresarial de León, quienes están “cabildeando” tanto con el ejecutivo estatal como con legisladores que en el Presupuesto de Egresos se aparte el 5% del asignado a obra pública para destinarse a investigación, estudios y planeación previa a un proyecto.

Muchos más organismos, instituciones, dependencias gubernamentales, oficinas especializadas públicas y privadas, personas físicas o morales se acercan para dialogar con el Congreso y se aumentan en mucho las actividades del “cabildeo” en el segundo semestre con motivo de la asignación presupuestal. El cabildeo es un proceso mediante el cual los grupos de interés o de presión ponen en conocimiento de los tomadores de decisiones políticas o de los diseñadores de políticas públicas sus puntos de vista con la intención de influir en sus resoluciones. Gran parte del cabildeo consiste en acopiar información útil (poco o nada conocida) y encontrar formas de canalizarla a quienes puedan incidir en la toma de decisiones.

La práctica del cabildeo ha puesto de manifiesto la necesidad de regular dicha actividad, ante la siempre latente posibilidad de arreglos y negociaciones no claras que favorezcan a intereses particulares, haciéndolos pasar por intereses colectivos. El cabildeo o su similar anglosajón lobbying, es sólo una de las múltiples formas de actividad que los grupos de presión llevan a cabo para influir en la elaboración, trámite y sanción de políticas públicas. En el Congreso de Guanajuato estamos reformando la Ley Orgánica del mismo y hemos propuesto que ya sea incluida de manera formal esta actividad para hacerla transparente a la ciudadanía y eliminar cualquier conflicto de interés. El cabildeo de los gobiernos municipales hacia fuera del mismo también es una actividad recurrente, intensa sobre todo en el tema presupuestal, tanto para la elaboración de su Ley de Ingresos como para que el Presupuesto de Egresos estatal les favorezca para los planes que ellos tienen.

Por décadas el Congreso Federal fue un actor de poca trascendencia frente al predominio de un presidencialismo omnipotente, el cual solo los volteaba a ver precisamente en la época presupuestal. De hecho, creo con firmeza que esta aberración de darles el conocido “fondo de moches” es una franca deformación de cabildeo gubernamental para obtener la aprobación del paquete fiscal en la Cámara de Diputados Federal.

La Coparmex creó su estructura de intervención legislativa con la llegada de Vicente Fox al hacer una realidad la verdadera división de poderes, visibilizando la posibilidad de influir en la creación de las leyes. Su Comisión de Cabildeo formal creada en 2002 tuvo como objetivo construir una capacidad de influencia institucional sobre los legisladores, vía la información y la construcción de consensos. La Casa Legislativa recibirá con agrado al Presidente Jorge Ramírez y acompañantes de la Coparmex Zona Metropolitana. La resultante de esta reunión será convertida en minuta que incorpore las propuestas del trabajo analítico que sus asociados hayan producido y será publicada en www.congresogto.gob.mx.

En próximos días, los miembros de la Junta de Gobierno y Coordinación Política presentaremos la Iniciativa de Reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo y el tema del Cabildeo Legislativo estará a discusión, a fin de regular el actuar con transparencia de todos actores que influyen en la creación de las Leyes en nuestro estado.