Descargar PDF

Con permiso de la Presidencia y de la Mesa Directiva,

Corresponde a las diputadas y a los diputados del Congreso del estado de Guanajuato, como constructores del derecho, velar para que el marco jurídico estatal sea acorde a las exigencias de la realidades sociales, económicas y políticas en que se desenvuelven los guanajuatenses.

Definir normas, sobre todo establecer buenas reglas, es crear condiciones para que los ciudadanos puedan compartir espacios, oportunidades e intereses, aun cuando sean contrarios.

Las reglas de convivencia deben construir piso parejo, para que todas y todos mejoren sus condiciones de vida, persigan la realización de sus legítimos anhelos y preserven la esperanza para sí, para sus hijos y para las siguientes generaciones.

Esta es la noble, pero delicada tarea, que el pueblo nos ha asignado; y, en el pacto social que formaliza la Constitución Política para el Estado de Guanajuato, ha definido en su artículo 37, que «el Poder Legislativo se deposita en una Asamblea denominada Congreso del Estado Libre y Soberano de Guanajuato».

El Poder Legislativo, que actúa como Congreso del Estado y Diputación Permanente, para ejecutar adecuadamente sus relevantes fines sociales y de control político, requiere que estén debidamente puntualizados los alcances de su competencia y funciones; que sean claros sus procedimientos; que su estructura sea la conveniente para actuar con eficacia y eficiencia; que estén firmemente definidas sus mecanismos de vinculación con otras instancias públicas y, sobre todo, que se reconozca y acoja la necesaria y obligada vinculación con nuestros mandantes: las ciudadanas y los ciudadanos de Guanajuato.

De ahí, la necesidad imperiosa de revisar la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado. Tarea, que anunciamos y asumimos de manera coincidente, desde el inicio de nuestra gestión, todas las representaciones políticas que conformamos la Sexagésima Tercera Legislatura del Estado.

Después de múltiples reuniones y sesiones de análisis, desarrolladas en conjunto, hemos concluido que es necesario actualizar las normas que regulan la estructura y funcionamiento interno del Poder Legislativo, como también lo hemos realizados a la fecha con otros cuerpos normativos.

Nuevamente, hemos encontrado y alcanzado consensos. –Reconocer labor de- Diputado Isidoro Basaldúa

Coincidimos en que la ley que organiza y determina los procedimientos del Poder Legislativo, requiere de adecuaciones ineludibles para ajustarse a las exigencias sociales y políticas de los nuevos tiempos: que es necesario actualizar la práctica parlamentaria; que se reconozca como obligatoria e ineludible la participación social; que debemos ahondar en la tarea de transparentar el quehacer legislativo; que debemos acoger las mejores prácticas e innovaciones técnico-científicas, que no sólo coloquen al Congreso del Estado de Guanajuato como referente de buen gobierno, sino fundamentalmente nos sitúe a la vanguardia en la función de bien servir a la sociedad.

Por ello, resulta oportuno crear una nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo, que recoja, en su forma, nuevos ejercicios democráticas y de paridad, así como un orden expositivo que permita una comprensión asequible a toda persona interesada; y, en lo substantivo, reconozca la complejidad de la vinculaciones y relaciones de las legisladoras y los legisladores en lo individual, como grupos y como colectivo, entre éstas y con las organizaciones sociales, políticas y empresariales, y sobre todo con cada ciudadano, con quien estamos obligados a rendirle cuenta del mandato que nos otorgó

Por estas razones, en la iniciativa que se ha presentado de nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo, destacan los siguientes agregados:

Se acoge como modelo de funcionamiento el actuar como «Congreso Abierto»; que sea transparente en sus labores, que rinda cuentas y esté atento a las demandas y anhelos de la sociedad, que garantice el derecho fundamental de los guanajuatenses a estar informado sobre las actividades que realice el Congreso y el quehacer público, y a su participación en la conformación de las reglas de convivencia.

Para ello se instituye la «Gaceta Parlamentaria», que será el medio informativo oficial del Congreso del Estado y, su publicación en la en la página de internet del Congreso del Estado, anunciará las diversas actividades del Congreso del Estado, incluyendo las legislativas y la contribución de las diputadas y los diputados a las tareas parlamentarias.

Se puntualiza el uso del «Sistema Electrónico», para que además de abonar a la eficiencia el quehacer legislativo, ahora permita conocer con sencillez, claridad y en tiempo actual, el trabajo y participación de los legisladores en la toma de decisiones para la construcción de las leyes.

Se asume un «lenguaje con perspectiva de género», que refleje la convicción y deber de un actuar incluyente, que contribuya a fomentar la cultura de la tolerancia, combatir la discriminación y la desigualdad entre los géneros.

Se han colocado una breve referencia o epígrafe del contenido de los 290 artículos que componen la iniciativa de nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado Libre y Soberano de Guanajuato, a efecto de facilitar a quién consulte este ordenamiento, la comprensión de sus contenidos y fácil localización.

Con ese mismo fin se reordena el procedimiento de instalación de la Legislatura y se define la naturaleza de las comisiones legislativas: permanentes, unidas y especiales; que son las instancias que hacen el análisis y dictaminan los asuntos que son competencia del Congreso del Estado.

Subrayo la labor de las comisiones legislativas, mi reconocimiento y aprecio, porque son un elemento esencial en la organización, funcionamiento y trabajo del Poder Legislativo, en tanto que son la «instancia especializada y política que impulsa de manera importante el trabajo parlamentario»[1], además de ser un instrumento trascendente en la conformación de acuerdos previos a la elaboración del dictamen, discusión y aprobación del Pleno.

Asimismo, se reconoce una realidad que se ha mantenido soterrada en la práctica legislativa, la del cabildeo, es decir, la actividad «que realizan personas dedicadas a promover intereses legítimos de particulares, propios o de terceras personas de quienes cuente con personería, ante los Órganos del Congreso del Estado, o ante las personas diputadas en lo individual o en conjunto, con el propósito de influir en decisiones que les corresponden en ejercicio de sus facultades»; esto, con el propósito de exponerla, transparentarla y prepara su regulación.

Se aborda el procedimiento del «fuero constitucional» para facilitar la recepción, en su oportunidad, de los planteamientos que se acojan de las distintas propuestas de los Grupos y Representaciones parlamentarias que propugnamos por su supresión.

También se acoge de manera expresa a las diputadas y diputados electas en forma independiente, posibilitando su adecuada integración al Congreso del Estado y garantizándoles las condiciones necesarias para el desempeño de sus funciones y se sumen de manera amplia a encausar la libre expresión de las corrientes ideológicas en el seno del Congreso del Estado.

Queremos ser ejemplo en la rendición de cuentas a la sociedad, por ello proponemos se fortalezca la Contraloría Interna, a fin de que cuente con condiciones para se realice de manera más profunda la revisión, auditoria y fiscalización del ejercicio de los recursos del Poder Legislativo.

Después de 12 años de vigencia de la actual Ley Orgánica el Poder Legislativo, actualizar los procedimientos, organización y práctica parlamentaria del Congreso del Estado, sin duda, es indispensable para que el Poder Legislativo de Guanajuato, cuente con reglas que al mismo tiempo de controlar su actuar, le otorgue condiciones para actuar cumplir con su función y con la participación de la sociedad. Por ello, resulta imprescindible crear una Nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo.

Agradezco la participación de las diputadas y diputados de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, así como a los legisladores y las legisladoras que han presidido el Congreso del Estado; a los Asesores sumados en las mesas de trabajo; a Secretaria General; al equipo de Apoyo Parlamentario y al Instituto de Investigaciones Legislativas por su contribución a la conformación de esta iniciativa.

El trabajo continua, ahora sometemos al escrutinio público y a la valoración de todos los y las integrantes de la Sexagésima Legislatura, los planteamientos de la propuesta de Nueva Ley.

Seguro estoy que con sus aportaciones, se habrá de enriquecer el marco normativo de esta Autonomía, para bien del pueblo de Guanajuato.

Gracias