Andréa Dermijian en su libro “Todo lo que usted siempre quiso saber de uno de los placeres más dulces de la vida” refiere que besar es íntimo, porque se encuentra justo allí, en el espacio de tu alma, llegando al centro del corazón y del espíritu, porque es una forma preciosa de expresar y recibir amor y afecto. Además se dice que un beso al día puede realmente mantenernos alejados del médico.

Entre los beneficios se dice que el beso ayuda a reducir la presión arterial porque dilata los vasos sanguíneos y disminuye la resistencia periférica a la presión que ejerce el bombeo del corazón, el hacerlo apasionadamente aumenta también los latidos cardíacos. El efecto dilatante ayuda también a disminuir el dolor de cabeza por lo que se recomienda reemplazar la excusa de “esta noche no, querido, me duele la cabeza”, por la frase “cariño, tengo dolor de cabeza, dame cien besos y más”.

Al besar todos los líquidos fluyen, entre ellos la saliva, la cual ayuda a eliminar la placa en los dientes que ocasiona la caries y además es más divertido que hacer gárgaras. Besar, dice, amplifica las hormonas de la felicidad y te hará sentir mejor, tal como lo hace el ejercicio que libera también la serotonina, dopamina y oxitocina; y con el movimiento del beso se queman además de 8 a 16 calorías. Señala un estudio alemán que los hombres que recibieron un jugoso y buen beso de sus esposas antes de salir para el trabajo hacen más dinero al mejorar su autoestima, sentirse amado y conectado. Por esto y muchas cosas más, se recomienda cien besos y más.

Otro tipo de besos en lo que no aplica lo anterior es el del saludo, costumbre cada vez más arraigada en nuestro medio que expresa afecto por la persona a quien se saluda. No hay estudios que reflejen si tienen los beneficios señalados en los párrafos anteriores. Es mi obligación mencionar que dar cien besos y más también puede provocar enfermedades, por fortuna todas ellas prevenibles si se tiene conciencia.

Las primeras de ellas en los meses que se avecinan y que se pronostican ya con intenso frío, y un incremento en la tasa de infecciones respiratorias, son las provocadas tanto por virus como la influenza, como por bacterias como la neumonía. La recomendación es no besar si usted tiene los síntomas ni permitir que lo besen personas que los tengan, dado que estas enfermedades se transmiten por contacto directo o a través de las gotas que se expelen al toser. Dicha recomendación la amplío para que incluso si usted o su pareja tienen un cuadro catarral agudo duerman en espacios separados mientras pasa este momento.

Especial cuidado se debe tener con los recién nacidos, pues su saliva no se encuentra contaminada y al besarlos en la boca como algunos acostumbran, pueden pasarle saliva contaminada y causarles enfermedades. Por último, dado que las bacterias que producen la caries se transmiten por la saliva, mi odontólogo el Dr. Adrián León recomienda que si un miembro de la familia tiene enfermedad periodontal, todos los miembros de ella deben ser examinados. Asegúrate de tener una buena higiene bucal y obtén los beneficios de cien besos y más.

Noticia. Ya se encuentra a tu disposición en www.congresogto.gob.mx el Paquete Fiscal 2017 por si es de tu interés consultarlo o participar con tus opiniones.

ectorjaime@gmail.com

WhatsApp: 473 140 5555

Congreso del Estado: 01 800 Cercano (01 800 237 2266)