San Miguel de Allende ha sido reconocida por múltiples instituciones como una de las mejores ciudades para vivir. Esto se refleja sin duda también en los precios de todos los vectores inmobiliarios. Sin embargo, esto no se veía reflejado en los ingresos para el Ayuntamiento, quien tiene la responsabilidad de dar cumplimiento de las obligaciones que le marca la Carta Magna y otras leyes.

Por ello, el pasado 8 de diciembre, el Congreso del Estado reconociendo la creciente demanda en la calidad de servicios municipales, consideró pertinente aprobar la iniciativa de reforma al mecanismo para determinar el impuesto sobre adquisición de bienes inmuebles (ISAI), con la expectativa de incrementar la recaudación sobre todo en las transacciones inmobiliarias especulativas de alto valor, ya que en el nuevo mecanismo de cálculo protege las operaciones inmobiliarias para los segmentos más vulnerables.

Lo mismo ocurrió en los municipios de Irapuato y Uriangato -www.congresogto.gob.mx-. Los estudios presentados por estos municipios podrán ser útiles para los demás municipios que en las Leyes de Ingresos 2018 podrían proponer algo similar.

El ISAI fue conocido como traslado de dominio y su denominación varía según el estado en el que se aplique, es aquel gravamen que paga quien adquiere el inmueble ya sean terrenos con o sin construcciones, lo retiene y lo entera el notario al municipio en que se ubica el inmueble. Muchos se preguntan lo más importante, ¿cuánto se pagará de ISAI al comprar un inmueble?

Se trata de un impuesto municipal por lo cual será cada municipio el que determine la tasa en sus leyes fiscales de cada año. Este concepto puede ir de 1% como en Veracruz hasta más de 4.5% en el Distrito Federal. A su vez, en algunos municipios puede tener una tasa fija sin importar cuál sea el valor del inmueble, mientras que en otros se trata de una tasa progresiva que depende directamente del valor del inmueble.

En el caso de San Miguel de Allende se aprobó una tabla progresiva con siete segmentos, los cuales como se comentó previamente plantean incrementos impositivos en operaciones inmobiliarias en un mercado que ha crecido exponencialmente tanto en volumen como en el monto de las transacciones las cuales en su mayoría son tasadas en dólares. Esperemos que al aumentar la recaudación municipal los servicios públicos sean de la calidad que los ciudadanos merecen.

En el caso de Irapuato, se establecieron cinco segmentos; la inferior no tiene cuota fija y la tasa excedente sobre el límite inferior fue del 0.78%, llegando  hasta el 1.40% en la tasa superior, que era arriba de 2 millones 766 mil pesos. En el caso de Uriangato, se aprobaron cuatro segmentos, variando la tasa excedente del límite inferior del 0.50% hasta el 0.75% cuando la propiedad fuese mayor de 2 millones 16 mil pesos. En el caso de Allende y Uriangato, las leyes fueron aprobadas por unanimidad y en Irapuato por mayoría.

Tanto el derecho al alumbrado público que aplicará en todos los municipios -comentado hace 8 días- como este impuesto, son las novedades sobre las cuales deberemos ver su comportamiento durante el año venidero. ¿Se recaudará más? Para ello es la evaluación expost, que si bien aunque estas leyes tienen duración anual, las tendencias harán la moda.

www.ectorjaime.com

ectorjaime@gmail.com