La última semana ha estado inundada de malas noticias como el incremento a la gasolina y sus consecuencias incrementales de precios en otros bienes y servicios por un lado, y por el otro, las reacciones de la ciudadanía en diversas escalas a tales noticias, desde las manifestaciones en redes sociales hasta los saqueos en tiendas departamentales. Parece que 2017 no arranca bien y que los principales factores, al menos aludidos, como el precio internacional del petróleo y su conversión, así como el impuesto especial a productos y servicios -IEPS-, no dependen de manera directa de nosotros. Espero que el Congreso Federal pueda aminorar el IEPS y con ello disminuir el costo de la gasolina.

En otro orden de ideas, no tengo duda alguna que, de los bienes más preciados del ser humano, es la salud y el bienestar que ella conlleva. La buena noticia es que a diferencia del precio de la gasolina, en 2017 la buena salud casi solo depende de ti, debiendo actuar en consecuencia para tener un año saludable. Algunas de estas actuaciones serían las siguientes:

Primero, tienes que sentirte saludable. Elige alimentos adecuados, resaltando la importancia de las frutas, las verduras, los granos enteros, la leche y los productos lácteos totalmente descremados o con bajo contenido graso; incluye carnes magras (bajas en grasas), aves, pescado, frijoles, huevos y frutos secos; y consume un bajo contenido de grasas saturadas, grasas trans, colesterol, sal (sodio) y azúcares agregados. Recuerda que el peso saludable no es una dieta, es un estilo de vida. http://bit.ly/2iUg9Wv

Segundo, mantente activo para mejorar tu salud en general. Haz cosas simples como utilizar las escaleras en vez del elevador. Camina al menos media hora cada día o haz actividad física durante al menos dos horas y media a la semana. No requieres de ningún gimnasio ni de aditamentos especiales. Existen guías para hacer actividad física dependiendo de tu edad, utilízalas. http://bit.ly/2j8rGk8

Tercero, no fumes. Decide dejar de fumar y haz un plan para lograrlo; en tu servicio de salud podrás obtener ayuda con la parte mental de la adicción al tabaco e incluso obtener medicamentos para dejar de hacerlo. No es fácil abandonar esta adicción pero depende de ti; los medios para lograrlo están a tu alcance. Diversos consejos de ex fumadores podrán ayudarte si consultas en http://bit.ly/2iU2ZIS

Cuarto, duerme lo suficiente. No hacerlo se asocia a bajo rendimiento académico y laboral, así como a múltiples enfermedades y afecciones crónicas como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la obesidad y la depresión. Los escolares al menos 10 horas, los adolescentes de 9 a 10 horas y los adultos de 7 a 8 horas. Dormir este tiempo no es un lujo, es una necesidad y debe ser visto como un signo vital de buena salud, teniendo especial cuidado de apagar los aparatos electrónicos antes de acostarte y asegúrate una oscuridad completa. http://bit.ly/2j8vFgA

Quinto, y aunque tú no lo creas, otra medida indispensable es lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón para evitar el contagio de infecciones y enfermedades. Es tan importante, que la Organización Mundial de la Salud ha mantenido la campaña mundial denominada “Salve vidas: Lávese las manos”. http://bit.ly/S551YK

Sexto, haz la semana entrante una cita con tus servicios de salud para hacerte un examen físico general, las pruebas de detección de enfermedades o aplicarte las vacunas que señale tu cartilla de salud. Detectar los problemas médicos antes de comenzar es parte de una solución más exitosa. Hay una cartilla para cada género y edad. Si no la tienes, obtenla en http://bit.ly/1lduPus.

Y séptimo, ten tu expediente de salud al corriente. Depende de ti llenarlo y tener tu retrato de salud actualizado. Está disponible para ti en línea y gratis en http://bit.ly/1xDsG4p.

www.ectorjaime.com

ectorjaime@gmail.com