En abril de 2012 fue publicado en el boletín de noticias e información para la comunidad internacional “Desastres y Mitigación en las Américas” el número de Hospitales Seguros -“Safe Hospitals”- poniendo como un ejemplo a seguir el “Plan Sismo de México” elaborado en nuestro país como la estrategia de preparación y respuesta de la Administración Pública Federal ante un sismo y tsunami de gran magnitud y que usted amable lector puede consultar en http://bit.ly/2xsX1Z4.

Los sismos ocurridos en los últimos 15 días ratifican una alta probabilidad que ocurran de gran intensidad en nuestro país, particularmente las regiones del Istmo de Tehuantepec, falla de San Andrés, brecha de Michoacán y en la brecha de Guerrero. Se conoce que la energía acumulada en estas regiones hacen pronosticar que ocurrirán uno o varios terremotos de magnitud -superiores a 8 grados Richter- en un futuro próximo.

 

México debe continuar trabajando lo iniciado hace décadas para reducir el riesgo de desastres y prepararnos aún mejor para enfrentar el impacto de los terremotos como el ocurrido en 1985 que provocó muchas vidas perdidas y colapso del sistema hospitalario en el país al perderse más de 5 mil camas hospitalarias en menos de 70 segundos y cuya reconstrucción con el nuevo código constructivo tardó más de una década.

 

El Plan Sismo fue preparado por disposición presidencial en 2011 en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil, con la participación de más de 30 instituciones del nivel federal, el cuál sirve de referencia para brindar apoyo y congruencia a la ejecución de todos los planes institucionales, así como a las iniciativas de la sociedad civil y el sector privado, para mejorar la capacidad de respuesta y ejecutar las acciones de asistencia en caso de terremoto.

 

Los objetivos específicos planteados fueron 1) el reducir los daños y las consecuencias tanto sociales como económicas en caso de que se presente un sismo y tsunami de gran magnitud. 2) Definir el esquema de respuesta institucional, que deberá ser adoptado para reducir la improvisación y responder de manera inmediata y eficaz, a la responsabilidad del Estado de proteger la vida de la población, sus bienes, la planta productiva y el medio ambiente. 3) Garantizar la continuidad de gobierno mediante el restablecimiento de los servicios esenciales y la infraestructura pública en las zonas afectadas, brindando auxilio, seguridad, alivio, salud, alimentación, refugio y protección a la población ante un sismo y tsunami de gran magnitud.

 

Al evaluar los Hospitales en la zona de mayor peligro sísmico, fueron identificados 40 hospitales en ocho estados que, por su nivel de complejidad y capacidad de resolución, es indispensable que sigan funcionando en caso de sismo, priorizando desde entonces intervenciones para mejorar su seguridad. Asimismo, se evaluó la seguridad de otros 50 hospitales en seis entidades federativas –entre ellas Guanajuato– ubicadas en una segunda franja de afectación determinada con base en los postulados del Plan Sismo.

 

De los 90 hospitales evaluados en seguridad hospitalaria, 70% estaban en categoría A, 20% en categoría B y 10% en categoría C. Esto permitió elaborar planes de respuesta más reales que permiten la movilización prioritaria de equipos de salud a las áreas donde los hospitales probablemente dejen de funcionar y cubrir los servicios de urgencia perdidos para salvar más vidas, reducir la discapacidad permanente y proteger la salud de la población en las zonas más afectadas.

 

Nuestro país ha incorporado particularmente el nivel de seguridad de los hospitales en el denominado Sistema de Análisis y Visualización de Escenarios de Riesgos para el análisis de la seguridad hospitalaria con mapas de amenazas, teniendo a disposición una herramienta valiosa para la mejor toma de decisiones en reducción de riesgo, preparativos y respuesta en casos de desastre.

 

Un Hospital seguro es un establecimiento de salud cuyos servicios permanecen accesibles y funcionando a su máxima capacidad instalada y en su misma infraestructura inmediatamente después de un fenómeno destructivo de origen natural.

 

En Guanajuato hay al menos seis “Hospitales Seguros” en caso de terremoto, en nuestra ciudad, el Hospital Ángeles León es uno de ellos. Debemos con objetividad evaluar la actuación del país y la eficacia del Plan Sismo en los terremotos de los últimos quince días y actualizarlo para minimizar las pérdidas y sufrimientos de todo tipo que ocurren con estos desastres naturales y de los cuales se pueden esperar más.